Finaliza el programa, «Voluntariado activista para la intervención social desde la interculturalidad y la movilización ciudadana».

0 Comment
240 Views

La Diputación de Alicante ha colaborado con Solidaridad Internacional País Valenciano financiando el programa «Voluntariado activista para la intervención social desde la interculturalidad y la movilización ciudadana» con una cantidad total de 1.781,27€. Un programa de 1 año de duración que hemos llevado a cabo de Octubre de 2021 a Septiembre de 2020 en la ciudad de Alicante.

Un total de 25 participantes han formado parte de este programa dividido en dos fases:

 

FASE I: Divulgación e integración de nuevas personas voluntarias

Esta primera fase comenzó con una campaña de comunicación transversal, cuyo objetivo era llamar la atención de las personas que pudieran estar interesadas en la propuesta de actividades del voluntariado de SIPV y animarlas a participar en las mismas.

Este plan tuvo en cuenta por ello el público objetivo (comunidad intercultural y juventud), adaptando entonces los canales de comunicación, el mensaje y el lenguaje (incluso los idiomas).

Una vez realizada la campaña de sensibilización, a las personas que se mostraron interesadas en la propuesta de voluntariado, se les realizó una entrevista individualizada y la presentación de la entidad para comprender las estrategias y acciones de SIPV para contribuir a la movilización ciudadana y cohesión social. También para que la persona voluntaria pudiera indicar sus intereses, capacidades y motivaciones para colaborar con la entidad. 

De manera transversal a lo largo del proyecto, desde SIPV promovimos un voluntariado activista que reconoce la movilización ciudadana y las herramientas de denuncia y participación ciudadana en los espacios comunes de la ciudad, a las que nos sumamos con un doble objetivo: por un lado formar parte de una movilización ciudadana que reconoce al cuerpo del voluntariado participante como sujetos de derechos conscientes de su responsabilidad e impacto social, mientras que por otro, son espacios y momentos clave que, junto con otros colectivos y población, generan una acción en red y de visibilidad que promueve la captación de nuevas personas participantes.

De esta forma, las “acciones de calle” realizadas, no sólo por su nivel de impacto, sino por la vinculación directa de las áreas y temáticas que reconoce el plan de voluntariado de SIPV.

 

 

FASE II: Capacitación y cohesión: Reforzando una comunidad movilizada.

La formación se consideró un proceso continuo y un eje conductor de las actividades del voluntariado de SIPV. 

Una vez superada la parte técnica de ampliación, adaptación y creación de contenido por parte del personal responsable del voluntariado de SIPV, se ofreció a la persona voluntaria la posibilidad de incorporarse al itinerario de capacitación coeducativa que se compone de:

Una metodología teórico-práctica formada por 3 sesiones formativas donde se abordaron una serie de temáticas, relacionadas con la presentación de la entidad, la cooperación internacional para el desarrollo, la EPCG, la conceptualización de género, la reflexión sobre las causas estructurales de las desigualdades, Derechos Humanos.

Una vez realizado el itinerario, el voluntariado ya capacitado y conocedor de la actividad de SIPV, se involucró en los proyectos activos de la entidad, con el acompañamiento de la persona responsable del voluntariado.

A lo largo de todo el proyecto tuvieron lugar diferentes espacios de encuentro y convivencia, en momentos clave del año: Febrero/Marzo, así como Septiembre/Octubre.

Resultado de la aparición y debate en estos espacios, se creó, mantuvo y actualizó de manera constante un “Mapa de Herramientas del Voluntariado” que se convirtió en una herramienta para la formación, información y generación de propuestas.

Por otro lado, este fue un espacio de sororidad, donde poder analizar de manera conjunta cuáles estaban siendo las vivencias, aprendizajes y aspectos a mejorar en el día a día del voluntariado, donde generar un espacio de confianza y protección donde cada persona voluntaria se sintiera parte, escuchada y reconocida en el seno de su participación en las diferentes iniciativas.

Cabe destacar que el proyecto ha logrado con éxito sus objetivos generales y que desde Solidaridad Internacional País Valenciano seguimos trabajando con el voluntariado siendo un pilar de trabajo en crecimiento fundamental para la entidad.

 


La Diputación de Alicante se suma al proyecto Siembra

Seguimos avanzando con nuestro Proyecto Siembra que busca el fomento...

San Antón, mi barrio

🎬 Estamos de estreno: Os presentamos uno de los 3...

Deja tu comentario